RACIONALISTA INTERNACIONAL

Boletín # 170 (22/02/2008)

Sitio Web: http://www.rationalistinternational.net

EN ESTA EDICIÓN

Puede alguien vivir así?

 

"Puede alguien vivir así?"

Taslima Nasreen continua confinada en una habitación en paradero desconocido

Por Sanal Edamaruku
Presidente, Racionalista Internacional

Taslima Nasreen

India le ha renovado la visa por otros seis meses a la exiliada Bangladesí Taslima Nasreen. Por el momento, la pesadilla de comenzar una nueva odisea, para la enferma y desesperada Taslima, expulsada forzosamente de su país adoptivo después de siete anos, parece haber terminado. "Lo único que quiero es vivir en paz en este país. No tengo a donde ir," escribió Taslima en una carta abierta al público. Cuando el calvario empezó, y el tiempo se acababa, Rationalista Internacional comenzó una campana que apelaba al Primer Ministro de la India. Durante los tres primeros días, se unieron a nuestra llamada más de tres mi ochocientas personas por medios de cartas procedentes de países como Estados Unidos, Canadá, Australia y todos los rincones de Europa. Bajo presión de las muchas personas que apoyaron a Taslima, el gobierno le dejó quedarse en la India.

Pero el éxito parece estar empanado. Mientras Taslima Nasreen esté en India su vida, según declaró el Ministerio de asuntos exteriores,estará restringida a un status quo. Y eso le horroriza. El status quo describe una situación inhumana. Desde hace ya tres meses, el gobierno de India mantiene a Taslima Nasreen totalmente aislada en paradero desconocido, en algún lugar erca de Delhi. Nadie, ni siquiera ella misma, sabe donde se encuentra. Custodiada por guardias, no ha podido ni siquiera recibir ningún tipo de visitas de sus amigos más cercanos. Sus únicas conexiones con el resto del mundo, son su teléfono móvil y su portátil.

Yo mantengo contacto frecuente con Taslima. Se siente como si su vida fuera una pesadilla sin fin. "Soy como un muerto viviente: estoy paralizada, me han robado el placer de la existencia, y la experiencia, no me dejan moverme más allá de los límites claustrofóbicos de mi habitación.", escribe en una de sus cartas. Bajo la presión del aislamiento forzoso, su salud se deteriora. Siendo ella misma médico, se alertó hace unas semanas de algunos de sus síntomas y pidió ver a un cardiólogo. Después de unos días, un médico sin formación y anónimo le dio medicación que estuvo cerca de provocarle la muerte.Tuvo que trasladarse urgentemente a la Unidad de Cuidados intensivos del All India Institute de las ciencias médicas en Delhi. Después de algunos síntomas de mejoría, fue de nuevo aislada en su habitación en algún desconocido lugar. Su pesadilla comenzó el 27 de Noviembre de 2007. Ese día, el gobierno del estado Indio de Bengala del Oeste le forzó a abandonar su casa en Calcuta en cuestión de minutos, donde había vivido y trabajado durante más de siete anos, en paz y sin ningún problema. Alegaban que no podían defenderla de ataques de algún grupo de musulmanes fundamentalistas y fue forzada a abandonar el estado en un avión y bajo un velo que cubría su cabeza. Sólo se pudo llevar su teléfono y su portátil.

La deportación forzosa de Taslima de Bengala del Oeste, fue una clara estrategia para apaciguar a los fanáticos musulmanes con la esperanza de influenciar el "banco de votos". Precisamente a ella la usaron como una escudo protector para parar las protestas masivas contra el gobierno por haber confiscado numerosas propiedades de musulmanes en las áreas rurales . Taslima Nasreen ha sido la víctima de nuevo de del Frente de la Izquierda de las demandas fundamentalistas.

Hace algunos anos prohibieron su libro Dwikhondito, pero finalmente el Tribunal Supremo de Calcuta levantó la prohibición. El 21 de Noviembre, Taslima llegó a Rajastán. Un día más tarde, el gobierno de Rajastán , la devolvió a Delhi, donde pasó varios días de incertidumbre en la casa de Rajastán, antes de pasar a manos de gobierno de la India. Desde entonces no se le ha vuelto a ver. Incluso cuando el presidente francés Sarkozy, antes de su visita oficia a India expresó su deseo de poder contar con Taslima Nasreen para el codiciado premio Simone de Beauvoir en el día del centenario del escritor Francés, Delhi desechó la propuesta.

Taslima Nasreen está desesperada por escapar de su celda aislada. No puede esperar a ver la hora de su retorno a Calcuta. Después de haber tenido que huir de Bangladesh en 1994 para escapar de las amenazas de musulmanes fanáticos, vivió en Suecia, Alemania, Estados Unidos y Francia, antes de volver a Calcutta en el 2000. Hizo de Bengala Occidental su hogar adoptivo, y comparte idioma y cultura con su país nativo. Solo aquí y en Bangladesh se siente en casa y se siente capaz de escribir. "Soy Bengalí dentro y fuera, vivo , respiro y siento en Bengalí" . Si el gobierno de Bengala y Gobierno Indio de Delhi se salen con la suya, Taslima nunca podrá volver a su vida ni a su trabajo en Calcuta.

"Lo único que estoy haciendo ahora es respirar. No creo estar viva como lo estás tu. Es que alguien puede vivir así? Nunca me podría imaginar que en una democracia laica como en India, pudiera llegar a pasar algo como esto". Escribe Taslima.

Maria Bordallo


Los suscriptores del Boletín Racionalista Internacional pueden imprimir, publicar, reenviar, o reproducir artículos y reportes de él, reconociendo la fuente, Boletín Racionalista Internacional #170