RATIONALIST INTERNATIONAL

http://www.rationalistinternational.net

India: Stop "yoga evangelist" Swami Ramdev

Sanal Edamaruku Swami Ramdev
Sanal Edamaruku Swami Ramdev

Swami Ramdev espera ganancias por 40 millones de dólares este año. Vender la antigua noción hindú pre-científica de salud y curación - reempacada con su marca especial - es un buen negocio. El pranayama (antiguo ejercicio de control respiratorio) y el ayurveda son grandes hits dentro de la siempre creciente y próspera clase media. Su programa matutino de todos los días tiene alrededor de 20 millones de televidentes. Se dice que sus 500 hospitales en el país registran 30,000 pacientes cada día. Su nuevo centro de operación en la "ciudad santa" de Haridwar pronto será el centro de yoga y ayurveda más grande del mundo.

La rutina de respiración de Swami Ramdev es tan inofensiva como inútil. Pero viene con la asombrosa oferta de que cura todos los males, incluyendo el cancer y el VIH/SIDA. Su marca de yoga, según su argumento pseudomédico, incrementa la cantidad de CD4 - el número de células que atacan el VIH -. Tales declaraciones infundadas e irresponsables, que atraen a un gran número de pacientes con necesidades médicas a una falsa sensación de seguridad, se convierten en la desastroza empresa del ministro de yoga Swami Ramdev.

"Swami Ramdev es un hombre peligroso", dijo Sanal Edamaruku en un comunicado de prensa. "Ya es tiempo que las autoridades le pongan fin a sus actividades. Declarar tales disparates va en contra de la ley. El acta sobre remedios mágicos de 1954 se hizo para detener a gente como el Baba Ramdev de promover ideas peligrosas sobre curar el cáncer y similares. Pero la clase política huye de él y del revés que su proceso legal puediera desatar".

Citando a Sanal Edamaruki, el siguiente artículo apareció en The Guardian.

TV swami ofrece cura para todos los males

Evangelista de yoga tiene a millones de televidentes cautivos,
pero los críticos declaran que los devotos están siendo engañados.

Randeep Ramesh
The Guardian, Sábado 14 de Junio de 2008

A las 5 am detrás de las colinas Shivalik en el norte de la India, Swami Ramdev se sienta de piernas cruzadas ataviado con una túnica y capta la atención de 500 devotos de su marca de yoga. La muchedumbre se compone principalmente de hindúes de clase media, la mayoría con sufrimientos crónicos que la medicina tradicional no ha podido resolver.

Cada "paciente" ha pagado de 7,000 a 40,000 rupias (£90 a £500) para estar entre los primeros en pasar una semana en la nueva empresa del swami: una villa con 300 bungalows que ofrecen retiro espiritual a la sombra de árboles de eucalipto. El discurso del swami Ramdev es que el pranayama, el antiguo arte hindú de control de la respiración, puede curar una enorme cantidad de enfermedades. "Asma, artritis, anemia, problemas del riñón, enfermedades de la tiroides, hepatitis, discos dislocados y el detape de las trompas de falopio", es lo que le dice a su audiencia en la villa del yoga, quienes se forman en línea para una prueba de sangre y para recibir remedios herbales.

Aunque la India tiene una larga tradición de gurús, el swami Ramdev representa un nuevo fenómeno: el evangelista de yoga por televisión. Casi toda su congregación ha sido atraída por medio de sus programas en el canal Aastha de la India. Cada mañana, el swami aparece en televisión cantando plegarias y explicando que cualquier malestar, físico o mental, puede ser tratado por medio de lo que pareciera ser unas cuantas inhalaciones bruscas y unas contorsiones corporales aparentemente dolorosas. Más de 20 millones sintonizan el canal todos los días tan solo en la India. El gurú de la televisión, también conocido como Baba Ramdev, está disponible en todo el mundo -incluyendo Gran Bretaña-. Recién terminó un curso en un crucero de yoga desde la India hasta China, en el cual incluso después de haber obtenido patrocinio corporativo estuvo cobrando £1,000 por boleto. El año pasado estuvo en Westminister para darle a los políticos británicos la oportunidad de probar su sabiduría del yoga.

Ludy Mantri, una ama de casa de Mauritius, pagó 40,000 rupias y viajado 4,000 millas para ver a "su swami" en la villa de yoga Hardiwar con la esperanza de que le ayude a encontrar una cura para la diabetes.

"He estado medicada todos los días durante lo últimos 12 años. Los cánticos de Om han tenido un asombroso efecto y las palabras de Ramdev me mantienen energetizada durante el día".

Nacido de una familia campesina en el norte de la India, mantiene un toque común, hacer bromas rústicas en un hindi muy llano. El gurú combina esto con una forma gentil y una habilidad para las relaciones públicas. El swami se vende a sí mismo como una persona al servicio de la salud. El dice que sólo les cobra a los pudientes y que los pobres reciben medicinas gratuitas. Tiene 500 hospitales en la India y da servicio a más de 30,000 diariamente.

No es de sorprenderse que muchos sectores de la elite hindú - incluyendo jueces, ministros y estrellas de Bollywood - hayan visitado sus campos. Tal es su popularidad que la armada de la India incorporó técnicas que se dicen creadas para hacer una "fuerza de combate más mortal".

En ocasiones frecuentes Ramdev habla menos de espiritualidad y más de la necesidad de desarrollar su país a través del yoga, mostrándose como un nacionalista hindú. Ataca a las compañías multinacionales de buscar acabar con las ganancias de la India. Dice que la pepsi y la coca-cola sólo sirven para "limpiar los escusados".

En un país en donde la renunciación es vista casi como una virtud divina, Ramdev dice que desde hace un tiempo el ha renunciado al sexo - porque "eso no es amor". La adoración que él inspira a sus seguidores fue demostrada en el año 2006 cuando comunistas hindús acusaron al guru de utilizar huesos humanos y partes animales para hacer las medicinas ayuvédicas que produce su farmacéutica. Sus seguidores se encolerizaron y atacaron el centro de operaciones del partido. El partido comunista se retractó cuando se hizo manifiesta esa simpatía pública. En una entrevista con "The Guardian", Ramdev dijo que el problema con los comunistas era que ellos no tenían "fe en la espiritualidad y [tienen] una doctrina filosófica en contra de la religión. Mis curas son sinceras, pero los comunistas tienen una línea de interés".

Hay poca controversia sobre sus creencias más básicas. Él dice que siguiendo sus enseñanzas de yoga por 30 minutos al día, junto con una dieta vegetariana de comida cruda o ligeramente hervida y la exclusión del alcohol y el tabaco se pueden destapar las arterias, reducir el azúcar en la sangre y reducir la presión sanguínea.

Pero el swami defendió sus declaraciones más extravagantes, sobre que el yoga puede curar enfermedades terminales como el cáncer. También dijo tener evidencia de que los ejercicios respiratorios pueden ayudar a la recuperación de los pacientes de SIDA promover el aumento en número de células que destruyen el VIH.

Ramdev explica que su éxito contra el cáncer: la yoga oxigena la sangre que mata los tumores. "Yoga es autocuración y autorealización. Tengo muchos casos de cáncer en donde puedo demostrar que los pacientes se han recuperado. Hemos curado cánceres de sangre, garganta, ovarios y uterinos con yoga".

En el caso de VIH, él dice que los científicos "no lo han entendido correctamente". Él dice que que "a través del yoga y cambios en el estilo de vida, la gente puede aumentar en número las células CD4 [aquéllas que atacan el VIH]. Sinceramente la primera vez que uno ves ésto, parece un milagro"

Tales declaraciones han molestado a muchos doctores. Mohammed Abbas, el presidente de la Asociación Médica de la India, dijo que aunque la yoga es "un buen ejercicio, no debe de ser utilizada para afirmar disparates sobre curar el VIH o el cáncer. Son falsas esperanzas para la gente enferma".

El swami dice que sus pacientes están siendo examinados y se están midiendo las mejoras en salud por doctores "independientes". Cuando se le preguntó que si ha realizado pruebas de para analizar sus tratamientos, él pone a la vista testimoniales de sus discípulos convencidos de que han sido curados de cáncer, cirrosis y problemas del hígado.

Algunos han pedido que el swami sea procesado por "traficar con charlatanería del más alto rango"

"Afirmar tales disparates es en contra de la ley," dijo Sanal Edamaruku de la Indian Rationalist Association. "El acta sobre remedios mágicos de 1954 se hizo para detener gente como el Baba Ramdev de que promueva ideas peligrosas como curar el cáncer".

"La clase política está huyendo de este hombre y del revés que su proceso legal pudiera desatar".

Traduction: Miguel Angel Landgrave Martínez