RATIONALIST INTERNATIONAL

http://www.rationalistinternational.net

"La lapidación de Soraya M."

Director de cine Cyrus Nowrasteh / Fotos de la película
Director de cine Cyrus Nowrasteh / Fotos de la película

Este septiembre en Toronto durante el festival internacional de cine, fue el debut de una película de Cyrus Nowrasteh: "La lapidación de Soraya M." (the stoning of Soraya M.). Basada en una historia real, presenta a la audiencia los espeluznantes detalles de un ritual barbárico que aun se ejecuta en el Irán actual.

Oficialmente no ha habido lapidación en Irán después de la cabeza de la magistratura, Ayatollah Mohmoud Hashemi-Shahroudi, bajo la presión de una protesta internacional ordenó una moratoria a la lapidación en 2002. Pero aun así mucha gente ha muerto apedreada. En julio de 2007, el caso de Jafar Kiani, lapidado en Qazvin (noreste de Irán), cuasó una protesta internacional. En mayo de 2006, Abbas H. y Mahbubeh A. fueron apedreados hasta morir en Mashhad (noreste de Irán). Durante 2007, la Suprema Corte Islámica de Irán aprobó varias sentencias de muerte por lapidación. En enero de 2008, Amnestía Internacional pidió a Irán que aboliera la ejecución por lapidación.

Al momento al menos nueve personas, sentenciadas a muerte por lapidación, estaban en la espera de la ejecución. Fuertes protestas de Irán e internacionales presionaron para que las sentencias fueran reducidas - pero aun no está claro si las víctimas realmente están a salvo. Mientras tanto, el Concilio Nacional de Resistencia de Irán y las organizaciones de derechos humanos reportaron sobre los casos de Gilan Mohammadi, una mujer de 30 años de edad, y de la afgana Gholamali Eskandari, ambas sentenciadas a muerte por lapidación esperan sus sentecias ejecutadas en Isfahan, la prisión central de Irán.

"La lapidación de Soraya M." ocurrió hace 20 años y fue descrita en 1990 por el reportero franco-iraní Freidoune Sahejan en su libro del mísmo título. Es la historia de una mujer, madre de nueve niños, que es acusada falsamente de adulterio por su esposo Ali, pues quiere deshacerse de ella para casarse con una joven que le ha sido ofrecida. Súbitamente la inocente e indefensa Soraya se convirtió en paria, despojada de los derechos humanos básicos, marcada como un animal de sacrificio para ser el objeto de un ritual violento y sendiento de sangre que une a la comunidad de machos del pueblo en la destrucción del mal que ahora pareciera que representa ella. La película lentamente muestra todo detalle a detalle: las piedras son elegidas - no muy grandes, pues no deben de matar rápidamente -, su cuerpo es lavado ritualmente, envuelto en una túnica blanca y llevada en una camilla al campo de lapidación. Sus manos atadas a su espalda. Ahí, ella es sepultada hasta las axilas, y entonces se desarrolla el ritual macabro. Sus dos hijos son obligados a abjurar sobre ella y unirse a los que arrojan piedras.

La película está realizada por gente que ha tenido la experiencia personal del miedo del fundamentalismo en el poder. El director Cyrus Nowrasteh es un iraní-americano cuya familia tuvo que huir de Irán después de la revolución. Cuando la actriz principal Shohreh Aghdashloo, otra iraní-americana, habló con un reportero en Estados Unidos sobre la tortura en Irán, la policía Iraní arrestó a su hermano en casa y lo mantuvo en prisión por un año.

Traduction: Miguel Angel Landgrave Martínez