RATIONALIST INTERNATIONAL

http://www.rationalistinternational.net

Ciencia : Cuando la gente pierde la esperanza, la superstición florece

El "Hombre Mono" de la India Las palabras de Alá en una berenjena.
El "Hombre Mono" de la India - Las palabras de Alá en una berenjena.

Cuando las personas sienten que han perdido el control, buscan desesperadamente la forma de hacer que todo vuelva a tomar sentido. Perciben patrones que no existen y prefieren aceptar cualquier explicación rápida y simple - sin importar lo absurda que fuese - antes que considerar que no hay ninguna. Éste es el resultado de un estudio, publicado en el último número de la revista Science, que arroja una nueva luz sobre la psicología de la superstición, las leyendas urbanas y las teorías de conspiración.

El administrador escolar Jennifer Whitson (University of Texas, Austin) y el psicólogo social Adam Galinsky (Northwestern University en Evaston, Illinois) presentaron seis experimentos involucrando a más de 200 estudiantes. Los sujetos de un grupo fueron condicionados a sentirse fuera de control (llamémoslos los f.d.c.) por medio de hacerlos recordar situaciones en donde eran incapaces de realizar tareas o poniéndolos a hacer ejercicios frustrantes con recompensas y castigos sin sentido. Los del segundo grupo estuvieron condicionados a sentirse en control total de la situación (e.c.t.). Durante los experimentos, las personas f.d.c. mostraron un patrón de percepción incrementalmente ilusorio - es decir, identificaron relaciones coherentes y significativas entre estímulos que no tenían relación. Por ejemplo, vieron objetos no existentes y caras en 43% de las imágenes generadas al azar que se les mostraron (patrones de puntos y líneas), las cuales no fueron vistas por el grupo e.c.t. Un experimento en los 70's encontró un cambio similar en la percepción visual en los paracaidístas justo antes de saltar.

Las personas f.d.c. también mostraron una tendencia a tratar de imaginar relaciones causales entre varias acciones y eventos continuos, sospechando conspiraciones detrás de historias ambigüas que se les dieron a leer y hacer creer como supersticiosas. En uno de los experimentos, se les pidió a las personas que se imaginaran a sí mismos como comerciantes exitosos que habían sufrido un revés después de haberse saltado la realización de algún ritual propio (pegar tres veces en el piso antes de una importante cita). Aquéllos del grupo f.d.c. tendían a creer más en la superstición, mientras que los otros tendían a pensar que era mera coincidencia.

Las investigaciones anteriores ya habían establecido que había un incremento en creencias supersticiosas durante las épocas de incertidumbre económica, anota Whitson. En una situación momentaria, por ejemplo, los inversionistas tienden a buscar más ayuda astrológica que en otro momento, dijo Jennifer. En situaciones en donde la gente se siente moderadamente fuera de control, comentó Galinsky, pueden apoyarse en peculiares pero inofensivas creencias - usar calcetines de la suerte o golpear la madera. Pero en tiempos de gran crisis, los individuos y las sociedades pueden cambiar su comportamiento con consecuencias terribles: acusar a los judíos o árabes de los males mundiales, por ejemplo, o declarar guerras más concebidas.

Interesantemente, las personas f.d.c. perdieron la sensación de estar fuera de control y también perdieron el incremento en el patrón de percepción ilusorio después de una fase de auto-afirmación, durante la cual se les pidió que reflexionaran en los aspectos de su vida que consideraban importantes. Esto los inmunizó contra tendencias irracionales y borró las diferencias con el grupo de aquellos que siempre se sintieron en control total de la situación.

Traduction: Miguel Angel Landgrave Martínez