RATIONALIST INTERNATIONAL

http://www.rationalistinternational.net

El manto de Turín: Hecho a la imagn del creador - Leonardo da Vinci

Manto de Turín
Manto de Turín

El misterioso manto de Turín, que por siglos se creyó que era la mortaja de Jesús el crucificado, y que llevaba la impresión de su cara después de haber sido cubierto con ella, posiblemente haya sido creada por Leonardo da Vinci usando su propia cara. Un revelador estudio por Lillian Schartz de la escuela de Artes Visuales en Nueva York, demuestra con escaneos computarizados que la cara del manto tiene exactamente las mismas dimensiones que las de da Vinci. El artista del renacimiento pudo haber creado el "artefacto" utilizando técnicas pioneras de fotografía y escultura utilizando su propia cabeza.

Ya en 1988, pruebas de carbon demostraron que el manto es demasiado joven para ser auténtico. Podría ser originario, como sea, en la era de da Vinci. Se había sospechado desde hace mucho que Leonardo fuese su creador. Pero pareciera que ahora hay prueba de ello.

En su libro "El manto de Turín: cómo Leonardo da Vinci engaño a la Historia", Oliver Prince y Lynn Picknet propuso desde 1994 que la famosa impresión de la cara había sido creada utilizando técnicas fotográficas avanzadas. Da Vinci era familiar con los principios de fotografía (los cuales eran conocidos antes de las primeras fotografías hechas en los 1820) y solía hacer experimentos con la cámara obscura. La imagen del manto parece haber sido creada al aplicarle a la tela químicos sensibles a la luz, utilizándola como película para proyectar la cara como un negativo. Experimentos con ésta técnica han producido impresiones faciales muy similares a la reliquia. Ahora los escaneos por computadora proveen el eslabón perdido hacia Leonardo. El manto podría ser otro "código da Vinci", creado para inmortalizar la cara del pintor.

Se ha encontrado otro eslabón. Estudios hechos por Oliver Prince establecen que la cara del manto concuerda con las proporciones de la cara de Jesús en la pintura Creator Mundi de da Vinci. No hay contradicción en que ambas teorías como Creator Mundi haya sido pintada utilizando la fórmula de las proporciones de la cara de da Vinci. Lo mismo aplica para la famosa Mona Lisa, como Lillian Schwartz demostró ya en los 1980.