BOLETÍN RATIONALIST INTERNATIONAL

http://www.rationalistinternational.net

El curandero mágico de Janakpuri

Un golpe realizado por Rationalist International

Janakpuri, una de las residencias coloniales más grandes de Asia localizada en las afueras de Nueva Deli. En una calle de la zona residencial vive Sunderlal Bhargav. Cruzando las cortinas de bambú ocultan su cobertizo hay humo blanco flotando en el aire. Se recitan mantras sagrados. Enfrente del fuego, con el rostro emocionado, está sentada Alison, una presentadora australiana de televisión. Cara a cara con un jovial hombre gordo vestido de blanco que incesantemente canta palabras sagradas. Él es Bhargave. Él es el hombre santo. Bhargav y Alison han realizado un trato.

Según el gurú, los mantras que canta están creando ondas sonoras especiales. Las ondas viajarán al cielo y serán captadas por los grandes satélites lanzado por la NASA. Mientras la Tierra gira, las ondas llegarán a cada ciudad de Sídney en Australia. Ahí vive un pariente cercano de Alison que tiene cáncer. Las ondas sagradas lo tocarán y lo curarán instantáneamente.

La curación remota inicia…
La curación remota inicia…

El trato se pactó con dos días de anterioridad del día del evento, cuando Alison, junto con su amigo hindú Deepali visitaron el templo de Bhargav por primera vez. Deepali participó como “agente encubierto” del racionalismo, comisionado por Sanal Edamaruku como guía y negociador de Alison. El gurú ofreció una cura garantizada para el paciente terminal de cáncer. Para ello solicitó en efectivo el valor equivalente de dos automóviles de lujo.

Bhargav es uno de los cientos de curadores mágicos y astrólogos de Nueva Deli que ofrecen sus servicios apoyados por publicidad en diferentes medios incluyendo el Internet. La Indian Rationalist Association hace listas y archivos sobre estas personas. Clamar remedios mágicos para las enfermedades es un crimen en la India. Pero a pesar de el Acta contra la Publicidad Engañosa y los Remedios Mágicos, se ofertan remedios mágicos por televisión, periódico, anuncios panorámicos e Internet. Lo que acostumbran los gurús y astrólogos es llegar ante clientes por medio de publicidad da a entender sus servicios sin mencionarlos. Así que no pueden ser atrapados legalmente. Adicionalmente, los grandes peces se protegen del escrutinio público por medio de equipo de alta tecnología y guardaespaldas. Muchos tienen matones con si fueran jefes de mafia.

El atrevido plan para exponer a Sunderlal Bhargav se preparó con antelación. Tomó varias semanas de preparación, entrenamiento y estudios del área. El grupo estaba bien equipado para realizar la operación. Las dos damas portaban grabadoras y cámaras ocultas en sus vestidos. La negociación y las declaraciones de cómo Bhargav podría curar remotamente un paciente de cáncer con ayuda del satélite fueron grabadas y documentadas. Con esas pruebas Sanal Edamaruku entró en escena.

El nervioso gurú solicita ayuda. Sanal le advierte \
El nervioso gurú solicita ayuda. Sanal le advierte “escucha antes de que siguas”
Audiencia curiosa.
Audiencia curiosa.

Los mantras se detuvieron cuando Sanal entró repentinamente y se paró frente al gurú. Bhargav reconoció a Sanal de inmediato, ya que su cara es familiar en la India gracias a cientos de programas de televisión en donde ha aparecido en años recientes para exponer a charlatanes al explicar sus supuestos milagros.

Bhargav recuperó su calma e invitó amigablemente a Sanal a sentarse con él. Le trató de convencer que solamente se estaban realizando una inofensiva alabanza para un devoto foráneo. Obviamente no tenía idea de que estaba atrapado. Alison públicamente clarificó la situación y expuso el trato. Ella todavía se mantenía en la historia del paciente con cáncer que se estaba utilizando como carnada para atrapar al charlatán. Ella actuó muy convincentemente como una clienta decepcionada y furiosa que había sido traicionada. Sanal confrontó al gurú sobre su comportamiento inmoral y las consecuencias legales. La acalorada discusión comenzó a atraer a la audiencia del barrio.

El gurú se enfureció. Llamó al jefe de la asociación de bienestar residencial y le pidió que acudiera. Un anciano llegó y trató de calmar a Sanal al tiempo que daba excusas para el gurú. Pero durante la discusión con él una historia impactante salió a la luz: su propia esposa tuvo cáncer terminal hace algunos años. El gurú pidió una gran cantidad para salvarla. Poco después ella murió.

Sanal llama la atención de los guardaespaldas del gurú hacia las cámaras
Sanal llama la atención de los guardaespaldas del gurú hacia las cámaras
Las cámaras están grabando...
Las cámaras están grabando...

La multitud que se reunía en el patio estaba creciendo. El gurú entró en pánico, levantó su teléfono y empezó a ladrar órdenes. En pocos minutos llegaron unos automóviles con unos “bullies”. Se posicionaron en la entrada y observaron la escena. Pero los racionalistas ya lo tenían preparados. Sanal sacó su carta del triunfo. Hizo notar que había dos camarógrafos que habían estado filmando el encuentro desde el inicio sin que el gurú lo notara. Se escuchaban las cámaras de la prensa mientras tomaban fotos. Y, por supuesto detrás de las cortinas de bambú estaban algunos de los protectores racionalistas que Sanal llevaba y que esperaban su señal.

A pesar de la situación tensa, Sanal explicó a la multitud lo que estaba pasando. Algunas personas se acercaron y dijeron que habían muchas víctimas que habían sido explotadas con anterioridad de maneras similares. Siempre se habían sentido desamparados, confesaron, ya que el gurú estaba protegido por fuertes guaruras. Sanal amenazó al gurú con graves consecuencias legales. Alison sólo tenía que quejarse con la policía. Bhargav estaba acorralado y finalmente se rindió. Acordó pedirle disculpas públicas a Alison frente a las cámaras. Prometió no volver a hacer tales afirmaciones en el futuro. Obviamente uno no puede confiar en él. Pero mientras apenado se resguardaba en su casa, algunos jóvenes salieron a chocar las manos con Sanal. Amaron la valiente operación y prometieron mantener ojo avisor en futuros eventos de la casa de Bhargav.

Sunderlal Bhargav de Janakpuri es sólo uno de los cientos curanderos mágicos en Deli. Esta misma tarde el equipo de Sanal logró poner fin al trabajo de otro de ellos: el gurú Dev Rajkumar en Singapur. Uno a uno, los racionalistas están jalando la alfombra de debajo de los pies “santos” de estos hombres.

Sanal habla con la audiencia
Sanal habla con la audiencia
El final de un mal día para el \
El final de un mal día para el “guru”

[10 de marzo de 2012]